No es lo mismo ser que parecer. Gracias EQUIPO

En psicología, a la capacidad para afrontar y superar las adversidades, adaptándose a las circunstancias y aprendiendo de cada experiencia, se la conoce con el nombre de Resiliencia.

El pasado jueves nuestro equipo femenino vivió uno de esos momentos de adversidad que surgen por accidentes derivados de la practica deportiva.
Una de nuestras jugadoras recibió un fuerte golpe en la nariz que le provocó una fractura nasal, en consecuencia, otra de nuestras jugadoras cayó desplomada y se golpeó la cabeza al impactar con el suelo. 


Lejos de paralizarse por el miedo, todo el equipo tomó la mismas decisión: «Nos vamos todas JUNTAS». En ese instante el resto de cosas dejó de carecer de un sentido, daba igual el último entrenamiento de la semana antes de un derbi histórico, daba igual completar el trabajo estipulado para esa sesión, el resto daba todo igual, porque lo verdaderamente importante es el grupo, y el grupo sin uno o dos de sus individuos … no es grupo.


Y así fue como todo el equipo acabó al completo en Urgencias, donde esperaron durante varias horas por los diagnósticos de sus compañeras. Una ya ha sido dada de alta y la otra se recupera poco a poco.

Ambas son conscientes como lo somos nosotros de que no es lo mismo ser que parecer. Que la diferencia entre una cosa y la otra es la gran distancia entre lo que uno quiere ser y lo que uno es realmente.


Por eso hay equipos que parecen y que no son, y otros que a la vista de los demás creen que son, pero en realidad solo lo parecen.
Gracias por ser como sois, para nosotros como club es lo verdaderamente importante.
«Un EQUIPO no se ve, se vive. Y no se toca, se siente.»